Redes Sociales, de diversión a negocios

Hasta hace algún tiempo las plataformas para redes sociales eran consideradas sólo una moda pasajera, como tantas otras en internet, que permitía a los usuarios compartir sus fotografías más recientes, el video de su artista favorito o comentar sobre su estado de ánimo; sin embargo, con su evolución hemos visto cómo han ido adquiriendo importancia para los negocios, tanta, que hoy por hoy no hay ningún gran anunciante que no tenga en mente a Facebook, por ejemplo, para adelantar alguna campaña promocional o de comunicación.

redes sociales diversión negociosLa razón es que la posibilidad que ha brindado la tecnología para que personas del común puedan comunicar y debatir sus ideas con el resto de la humanidad, es ya una tendencia, y plataformas de redes sociales como Facebook, Twitter o Foursquare, entre muchas otras, se han convertido en el medio para hacerlo, a lo que debemos sumar el alto crecimiento en el acceso a internet desde cualquier lugar a través de dispositivos móviles.

Desde hace unos años, con el advenimiento de la era de la información y la globalización se dice que quien tiene la información tiene el poder y la creación de conocimiento ya no es exclusiva de unos pocos, sino que todos podemos contribuir como y cuando queramos a esa construcción, que es lo que pueden aprovechar las compañías en la actualidad, integrando nuevos procesos corporativos donde esos espacios virtuales cobren la importancia que tienen otros canales de comunicación, llegando a donde están las personas, hablándoles en su lenguaje y, lo más importante, dándoles la palabra para conocer lo que quieren, lo que necesitan y lo que sienten frente a unos productos y servicios creados, en muchos casos, en una época en la que la información era unidireccional y la competencia era local.

La invitación es a que no olvidemos que las tendencias, sobre todo las del mercado, continúan con o sin nosotros, que la competencia ahora está en todo el mundo y que tenemos unos nuevos canales, como las redes sociales, donde podemos hablar al oído al consumidor, a quien debemos escuchar y responder a la velocidad que tiene la información hoy, usando su lenguaje y los canales que tiene para estar sentado, sin estar presente, en nuestra junta directiva.

* Este artículo se publicó originalmente en la revista “La Mano Amiga“, de la Caja de Compensación Familiar del Valle del Cauca – Comfandi, edición de Junio de 2011.

 

You may also like...